Buscar este blog

viernes, 30 de marzo de 2012

La violencia de la huelga..

¡No hay derecho!

Ayer por la mañana Madrid, como muchas otras ciudades españolas amaneció como si hubiera pasado una manada de elefantes por ella. Los manifestantes y piquetes que acudieron a la huelga general se pasearon durante toda la noche por las calles de la ciudad pegando pegatinas por todas partes, haciendo pintadas en las fachadas y puertas de bancos, y pequeños y grandes comercios, esparciendo panfletos por el suelo, cortando calles y carreteras principales a la hora de ir a trabajar, destrozando autobuses… Actos que si los observásemos en un grupo de chavales adolescentes, sin duda calificaríamos como vandálicos.

¿Y esto es una huelga general? Yo diría que más bien son 24 horas de trabajo intensivo no remunerado, bajo la manipulación de unos sindicatos que velan únicamente por su propio interés. Y no sólo no se quejan por ello, sino que lo hacen gustosos y están orgullosos de sus fechorías.

Lo verdaderamente irónico es que hayan elegido como lema “¡Quieren acabar con todo!”. Me pregunto si realmente no querrían decir “¡Queremos acabar con todo!”. Al menos eso es lo que hicieron durante el día de ayer: Intentar acabar con todo y con todos los que prefirieron adoptar una actitud responsable y asistir al trabajo. Por ello, dada la forma en que se entiende el concepto de huelga en España, a nosotros nos gustaría proponer un nuevo sistema para la huelga: que dure 2 días, uno para destrozar y otro para recoger y limpiar las calles. Seguro que entonces no habría tantas personas dispuestas a ir a la huelga, o por lo menos no tomarían la huelga como una excusa para tener dicha clase de comportamiento.